Quejas por el traslado de la OMIC “sin aviso” y un lugar “no adecuado”.

Los trabajadores de la OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor) se han visto “sorprendidos” por el traslado sin previo aviso de sus dependencias (situadas en la Plaza del Pilar) a un sótano del edificio El Seminario que carece de luz natural y ventilación y situado a 5 km del centro. Para el personal esta ubicación “no es adecuada” debido a que las personas acceden de manera más fácil al centro de Zaragoza. 

Un sótano ruidoso, sin luz natural ni ventilación. Es la queja de algunos trabajadores de la Oficina de Información al Consumidor. Además, ponen de manifiesto que en los antiguos juzgados de la Plaza del Pilar existen “más de 40 despachos” que se pusieron a disposición municipal y están sin utilizar. El personal se queja de que en diez años les han cambiado hasta en cinco ocasiones de ubicación y reclaman que “la protección del consumidor” sea desarrollada con criterios de “calidad”.

Impactos: 115

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *